Todo sobre el branding y el rebranding

Tras el impacto que ha provocado la llegada de la crisis sanitaria a nuestro país, las empresas han tenido que adaptarse a un muy duro panorama económico, recurriendo para ello a todas las herramientas disponibles que consigan atraer a más clientes y estabilizar, al mismo tiempo, el flujo de ingresos de la empresa en cuestión. Entre las estrategias más empleadas para alcanzar este propósito encontramos el branding y el rebranding, acciones de márketing capaces de impulsar considerablemente la actividad de las empresas y mejorar su reputación, haciéndola así más atractiva para los clientes.

A continuación, procederemos a explicarte todo lo que necesitas saber sobre el branding y el rebranding, listando algunos de los beneficios que las empresas pueden percibir de estas estrategias y aclarando formas de implementar dichas estrategias en tu negocio.

¿Qué es el branding?

Definimos como branding al conjunto de acciones de márketing destinadas a mejorar el posicionamiento de la empresa, recurriendo para ello a su propósito y a los valores de su marca. A través del branding se busca la creación de conexiones con el público para influir en sus compras y conseguir, así, convertirlos en clientes para la empresa. Para conseguir este efecto, se deberá potenciar la marca de la empresa para conseguir la imagen positiva que se desea fomentar entre los consumidores, creando para ello presencia online. Muchos sitios web necesitan una reorganización que, además de facilitar la experiencia de usuario, sea capaz de mejorar el posicionamiento web para recibir más visitas y conseguir, así, atraer a más clientes.

¿Cuáles son los beneficios del branding?

El branding permite a las empresas disfrutar de numerosos beneficios. Entre ellos encontramos:

  • Mayor reconocimiento del negocio por parte del cliente.
  • Aumento en el número de clientes fieles a la marca de la empresa.
  • Facilita la promoción de nuevos productos y servicios.
  • Mayor consistencia para la marca.

¿Cómo implementar branding en la empresa?

A la hora de planificar una estrategia de branding, además de analizar la competencia, lo primero que se debe hacer es perfeccionar la identidad de la marca para atraer a consumidores que compartan los valores de la empresa. También es recomendable considerar la perspectiva que los clientes tienen acerca de sus productos y servicios, sin asumir para ello qué es lo que les interesa. Otro método de branding consiste en diseñar los mensajes de la marca teniendo en cuenta el perfil de los compradores: edad, necesidades, qué problemas afronta, cuáles son sus motivaciones para encontrar una solución… entre otros.

A través de una imagen visual consistente también se consigue hacer más amigables y cercanas a las empresas, lo que mejorará su capacidad para atraer nuevos clientes. Recuerda llevar a cabo investigaciones sobre el tipo de clientes que requieren de los productos o servicios ofertados en la empresa, para así plantear un logo y un eslogan con el que se puedan ver identificados.

¿Qué es el rebranding?

En lo que respecta al rebranding, esta estrategia emplea acciones destinadas a cambiar aspectos relacionados con la marca de la empresa: logotipo, mensaje publicitario, nombre… etcétera. El objetivo del rebranding es hacer cambiar la opinión de los clientes e inversores que confían en la empresa, pero buscan algo nuevo y más actualizado. Esta es una práctica muy común incluso entre las grandes multinacionales, con la que consiguen cambiar la percepción de su marca ante el público para diferenciarse del resto de la competencia y, así, mantener su relevancia en el mercado. Es posible que los costes a pagar para gestionar una estrategia de rebranding sean algo caros, pero los beneficios que pueden obtenerse consiguen compensar la inversión realizada.

Uno de los pasos que se pueden dar para iniciar un rebranding es cambiar el nombre de dominio o simplemente transferirlo a un nuevo proveedor de alojamiento. Este puede ser el momento perfecto para reestructurar su sitio web, añadir o eliminar servicios o productos y pensar en la estructura que quiere conseguir para él en el futuro.

¿Cuáles son los beneficios del rebranding?

A continuación, repasaremos algunos de los beneficios más importantes que pueden obtenerse a través del rebranding:

  • Valor añadido para el negocio
  • Revitalización de la marca de la empresa
  • Oportunidad para simplificar la oferta
  • Refleja la evolución de la empresa

¿Cómo implementar rebranding en la empresa?

Para llevar a cabo una estrategia de rebranding, resultará fundamental tener claro cuál es el tipo de cliente al que deseas atraer, así como el medio que se empleará para llegar a él. También será importante tener en cuenta el presupuesto disponible ya que, como mencionábamos en apartados anteriores, los rebranding suelen suponer una importante inversión económica para las empresas. Se debe aspirar a un nuevo modelo de negocio cuyas novedades mejoren el rendimiento de la empresa, ya sea implantando nuevos protocolos a seguir para atender a los clientes, o bien creando un mejor entorno laboral para que los empleados puedan rendir mejor.

Uno de los elementos más importantes que conforman el plan de rebranding se trata del anuncio que se utilizará para dar a conocer el nuevo cambio de la empresa. Procura, ante todo, aclarar el motivo detrás de este cambio de marca, y asegúrate de que este anuncio se comunica en el medio y momento más adecuados. De esta manera, conseguirás que el anuncio haga efecto sobre el perfil de clientes que necesita la empresa.

Quizás también te interese

La peculiar forma de ver el diseño en Where Giants Roam

Anton Suprunenko tiene una propuesta para rediseñar el logotipo de Pepsi

Los exquisitos trabajos del estudio koreano AURG Design

Mobills, el grupo creativo que experimenta con nuevas formas de trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.